Presunción de inocencia no aplica a facultades fiscales de comprobación.

 

En mayo de 2014 salió a la luz la tesis jurisprudencial  P./J. 43/2014 (10a.) del Pleno de la SCJN, cuyo rubro señalaba:

PRESUNCIÓN DE INOCENCIA. ESTE PRINCIPIO ES APLICABLE AL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO SANCIONADOR, CON MATICES O MODULACIONES.

Y quedó en el aire si este principio alcanzaba también a la materia fiscal, o si debía entenderse lo contrario con base en los matices y modulaciones, que dicho sea de paso, en aquél momento el Pleno no acertó a definir.

El día de ayer, en el Semanario Judicial de la Federación, encontramos la siguiente tesis:

FACULTADES DE COMPROBACIÓN DE LAS AUTORIDADES FISCALES. LAS PREVISTAS EN EL CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN NO SE RIGEN POR EL PRINCIPIO DE PRESUNCIÓN DE INOCENCIA.- De los criterios emitidos por el Pleno y por la Primera Sala de esta Suprema Corte de Justicia de la Nación, deriva que, aun cuando por regla general el principio de presunción de inocencia ha de observarse en el derecho penal, también debe aplicarse a los procedimientos administrativos sancionadores, es decir, a aquellos en los que el Estado ejerce su facultad de ius puniendi, o bien, los de investigación, a efecto de obtener evidencia para utilizarla en dicho procedimiento. Esto es, el citado principio está reservado a las materias en las que pudiera derivar una pena o una sanción como resultado de la facultad punitiva del Estado; de ahí que no es aplicable a normas distintas como serían las administrativas o las tributarias. Ahora bien, el Código Fiscal de la Federación prevé diversas facultades, siendo que aquellas que tienen por finalidad determinar contribuciones omitidas o créditos fiscales, constituyen procedimientos fiscalizadores de los cuales no deriva una pena, al no tener la naturaleza de sancionadores y, por tanto, no se encuentran comprendidos dentro de las figuras que protege el derecho penal. Consecuentemente, los numerales que prevén dichas facultades no pueden analizarse conforme al principio de presunción de inocencia.

Amparo directo en revisión 3991/2014. 15 de abril de 2015. Cinco votos de los Ministros Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, José Ramón Cossío Díaz, Jorge Mario Pardo Rebolledo, Olga Sánchez Cordero de García Villegas y Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena. Ponente: Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Secretario: Carlos Enrique Mendoza Ponce.

Amparo directo en revisión 4618/2014. 22 de abril de 2015. Cinco votos de los Ministros Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, José Ramón Cossío Díaz, Jorge Mario Pardo Rebolledo, Olga Sánchez Cordero de García Villegas y Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena. Ponente: Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Secretario: Carlos Enrique Mendoza Ponce.

Registro: 2010600. Primera Sala. Semanario Judicial de la Federación. Tesis: 1a. CCCXCI/2015 (10a.). Publicación viernes 04 de diciembre de 2015 a las 10:30 horas.

De entrada, llama la atención que se tardara más de siete meses en publicarse este criterio.

Pero más aún, causa extrañeza el que, aparentemente, no toma en cuenta que del ejercicio de facultades de comprobación pueden derivarse -y de hecho sucede continuamente- penas o sanciones; tanto de multas de fondo como formales; teniendo éstas carácter punitivo por parte del Estado, tendentes a disuadir a los contribuyentes omisos. Tan es así, que el propio legislador (art. 75, fr. V, CFF) ha estimado aplicable el principio de consunción a las multas tributarias, por el que se aplica solamente la sanción más grave, lo cual ha sido también reconocido por la Segunda Sala de la SCJN (2a./J. 152/2004).

Parece no muy acertado el que el criterio sólo diga que no es aplicable el principio a las facultades de comprobación, por la diferencia entre las normas penales y las tributarias o administrativas que no derivan en una sanción. La Sala señala porqué no es conducente el principio de inocencia presunta diferenciando la materia fiscal de la penal, sin analizar la materia propiamente la primera. Situación que resulta grave, porque de un supuesto específico concluye que de ninguna forma resulta aplicable el principio en comento.

Infiero que lo que en el fondo quiso la Primera Sala, era justificar que en el ejercicio de las facultades de comprobación, existen situaciones que derivan de la propia naturaleza de la materia fiscal, a las que no puede aplicarse el principio de presunción de inocencia, como sucede con las presunciones que establece el CFF, en las que basta comprobar la existencia de un hecho para presumir otro desconocido. Por ejemplo, lo que establece el artículo 59 del código mencionado.

Hay que esperar nuevos criterios que terminen de definir este punto.

Anuncios

Acerca de egosti

Abogado litigante, miembro de la firma Arrambide&Villarreal; especializado en materia Fiscal y Administrativa. Del año 2000 al 2012 trabajó en el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, diez años como Secretario de Acuerdos de Sala Regional.
Esta entrada fue publicada en Jurídico. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s